Localidades del Camino de la Frontera

Las localidades que atraviesa el Camino de la Frontera pertenecen a tres provincias distintas (Cádiz, Sevilla y Badajoz), de dos comunidades autonomas, Andalucía y Extremadura.

Estos pueblos por los que pasa el Camino de la Frontera son los siguientes:

Olvera

Situado en la serranía de Cádiz es un paraíso en el corazón de los Pueblos Blancos. Una ladera de casas encaladas y callejuelas que duermen entre olivares. Este bonito pueblo tiene una gran peculiaridad y es que por él transcurre la Vía Verde de la Sierra, la única ruta declarada de interés turístico en Andalucía.

Su casco urbano declarado Conjunto Histórico, presenta una exquisita mezcla de herencia andalusí, arquitectura popular y belleza monumental, como la iglesia arciprestal de Nuestra Señora de la Encarnación y el castillo, fortaleza musulmana del siglo XII.

La gastronomía olvereña está llena de sabores y variedades, pero siempre acompañado del aceite de oliva que nace de sus tierras de olivos. Lo más destacado son el solomillo relleno de Olvera.

Pruna

Pequeña localidad situada al sur de la provincia de Sevilla, en la Sierra del Tablón, limitando con la provincia de Cádiz. Constituye un núcleo urbano sencillo, serrano y tranquilo de casas blancas, sumergido en un bello paisaje presidido por el Castillo de Hierro situado en lo alto de un cerro rocoso de incomparables vistas.

Uno de los grandes atractivos de Pruna es su entorno natural, enclave idóneo para disfrutar de la naturaleza y una gastronomía que destaca por su aceite de oliva virgen extra de la zona.

Algámitas

Pequeña localidad perteneciente a la Campiña sevillana, en el límite con la de Cádiz, concretamente en la Sierra del Tablón. Pueblo blanco serrano, tranquilo, rodeado de montes y olivares, un paisaje de gran belleza del que destaca la Peñón de Algámitas, uno de los accidentes topográficos más singulares y el segundo pico más alto de la provincia de Sevilla.

En este Complejo Turístico se puede disfrutar de la práctica de todo tipo de actividades deportivas de montaña, como senderismo, rutas a caballo, tiro con arco, escalada, paintball, entre otros.

Villanueva de San Juan

Bonito y hospitalario pueblo del municipio español de la provincia de Sevilla. Se encuentra rodeado de una zona montañosa con una extensa superficie forestal con numerosos lugares de interés, como los miradores (Los Tajos, el cerro alto, tajo del Cirineo) y la Cueva del Pitero, etc.

El rincón más pintoresco y característico de esta localidad es el Arco de la Calzada, y los tajos formados por el Arroyo de las Mujeres te impresionará por su belleza.

La exquisita gastronomía y el licor típico del pueblo, el coloraíllo, pondrán el broche final a tu visita del municipio.

El Saucejo

Se encuentra en plena Sierra Sur sevillana y a orillas del río Corbones. Una localidad popular por sus fuentes y por sus aldeas: Navarredonda y La Mezquitilla.

Cuenta con una situación privilegiada, a las puertas de la Sierra de Cádiz y de la zona centro de Andalucía. De su pasado árabe solo encontrarás la Fuente del Moro, considerada una joya del agua y catalogada Bien de Interés Cultural.

La gastronomía del municipio destaca por sus aceitunas y su cocido de tagarninas (garbanzos, patatas, tagarninas picadas, chorizo, tocino, magro, sal, pimienta).

Los Corrales

Pueblo típico andaluz tranquilo y rural con casas blancas situado en la Sierra Sur de Sevilla. En su término municipal se han encontrado importantes hallazgos arqueológicos, localizados especialmente en dos yacimientos, uno en el lugar llamado Huerta de la Fuente del Esparto y otro, de mayor importancia, en el denominado Cortijo de Repla.

Como elemento de interés turístico se puede señalar la Iglesia de Santiago Apóstol del siglo XVIII, de grandes dimensiones con espadaña. Su gastronomía destaca junto a sus tapas, las migas, el cocido y las boronías de coles y habas.

Martín de la Jara

Martín de la Jara situado en la Sierra Sur de Sevilla, es un destino ideal para disfrutar de una escapada rural. En este hermoso rinconcito de la Sierra Sur sevillana podrás descubrir la Laguna del Gosque, declarada Reserva Natural, en la que habitan interesantes especies de aves acuáticas. 

Muestra su pasado medieval en cada uno de sus rincones como el Arco de la Teja. Único resto de lo que fue la muralla defensiva de esta villa, hoy convertido en símbolo local. Otro punto de interés turístico es la Iglesia de Ntra. Sra. del Rosario, un edificio peculiar por presentar doble torre. 

El plato más popular de su gastronomía es el amorraque, elaborado a base de pimientos, cebolla y ajo, con sello jareño. Y por supuesto, la porra jareña, cuya receta nada tiene que envidiar a la antequerana. 

Pedrera

Este pueblo de la Sierra Sur de Sevilla debe su nombre a las canteras que le rodean. En su término existen restos arqueológicos del período calcolítico que indican la antigüedad de Pedrera. Es una localidad agrícola con cultivos de secano en la que destacan los olivares, que producen un aceite de oliva de calidad, Denominación de Origen Estepa.

Entre sus monumentos destaca la Iglesia de San Sebastián y la Ermita del Santo Cristo de la Sangre en la que se encuentra la imagen del crucificado más venerado de la Sierra Sur. Los parajes naturales de Pedrera, en los que se puede acampar, tienen numerosas rutas y bellos rincones como los de la Sierra de la Cruz.

Gilena

El municipio de Gilena se localiza en el extremo sudoriental de la provincia de Sevilla, perteneciendo a la comarca de la Sierra Sur. Su situación geográfica y la abundancia de agua, han hecho de esta tierra lugar de paso de todas las civilizaciones que han ido dejando huella a su paso, prueba de ello son los numerosos restos arqueológicos del Calcolítico, final del Bronce, Ibéricos, Romanos, Visigodos y árabes.

Pueblo agrícola en el que predominan los olivares, siendo típicas sus aceitunas, el aceite, las huertas y pinares. No es un pueblo especialmente turístico, ya que está fuera de las principales vías de comunicación, pero tiene atractivo por sus restos arqueológicos y las sierras de los alrededores, donde abunda la caza menor.

Estepa

Situada a las faldas del Cerro de San Cristóbal de la sierra sur de Sevilla, desde donde domina la extensa llanura del Guadalquivir, cultivada por olivares, por lo que ha sido llamada “Balcón de Andalucía”.

Esta comarca destaca por su vocación industrial, donde se fabrican los dulces navideños, polvorones, mantecados, alfajores… famosos internacionalmente.

Estepa es una ciudad Declarada Conjunto Histórico Artístico Nacional desde el año 1965 por su amplio y variado patrimonio. Podemos destacar el Conjunto Monumental del Cerro de San Cristóbal, la Torre de la Victoria o las iglesias barrocas ubicadas en el centro del pueblo.

También tiene una importante producción agrícola como la producción de aceite de oliva virgen extra Oleoestepa, elaborado a partir de aceitunas de la variedad dominante en la comarca. Este aceite posee la primera Denominación de Origen de Sevilla.

El Rubio

Esta localidad situada entre la sierra sur de Sevilla y la campiña y que reposa a la orilla del Río Blanco, es ideal para desconectar de la rutina, porque aquí reina la tranquilidad y la rica gastronomía propia de los pueblos rurales.

Su monumento principal, la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario. Un templo neoclásico que fue reconstruido tras la Guerra Civil. Después de visitar esta iglesia, pasea por las bellas calles del pueblo y disfruta de la rica gastronomía rubeña como el cordero a la brasa o la pastorial o las migas con chorizo y morcilla.

Écija

Écija es una localidad sevillana situada en el valle del Genil, a una hora de la capital hispalense. Llamada ciudad de las torres por sus iglesias, conventos y palacios del siglo XVIII, muestra uno de los caseríos más impresionantes del urbanismo del sur de Andalucía.

Es también conocida como la ciudad del sol por su clima cálido en verano. El paso del tiempo ha hecho de Écija el mejor ejemplo de equilibrio entre la antigüedad y el presente.

Como interés turístico destaca la Amazona herida, una escultura romana del siglo II en el Museo Arqueológico, de la que solo existen cuatro en el mundo: Nueva York, Berlín, Roma y Écija. También puedes visitar el balcón más largo de Andalucía, situado en el Palacio de Peñaflor, su decoración es preciosa.

Cañada Rosal

En plena comarca de la Campiña sevillana. Se trata de un pequeño pueblo agrícola en el que desconectar de todo mientras se descubre su reciente origen como consecuencia de la colonización realizada por Carlos III.

En una buena ruta por la localidad no puede faltar la visita a la Iglesia Parroquial de Santa Ana, y junto a ella, el Ayuntamiento y el típico Callejón de Flores Pistón, cuyo cuidado corre a cargo del pueblo.

La gastronomía de Cañada Rosal cuenta con platos andaluces basados en ingredientes tradicionales muy deliciosos: las papas con pena, las migas, el bacalao con tomate, el gazpacho, los pestiños, las sopas, las aceitunas, el guiso de arroz con gallo o el salmorejo.

La Campana

La Campana se sitúa sobre las fértiles tierras de la comarca sevillana de La Campiña, regada por el Corbones y el riachuelo de Madre Vieja. Se trata de un pueblo agrícola con cultivos de cereales girasoles y olivos, ganaderías, destacando los toros bravos de Miura.

Es un municipio lleno de historia, pues destacan sus numerosos yacimientos arqueológicos que se corresponden con épocas muy remotas.

De entre su arquitectura religiosa podemos destacar la Iglesia de Santa María la Blanca, la Iglesia de San Sebastián y la de San Lorenzo. Además, La Campana cuenta con seis Casas Palacios de uso residencial ubicadas en su centro histórico.

Lora del Río

Municipio perteneciente al valle del Guadalquivir, a los pies de Sierra Morena. Se puede considerar como uno de los municipios con mayores atractivos culturales y turísticos de la comarca de la Vega.

Cuna de grandes artistas y de arraigadas tradiciones; combina un entorno urbano con lo esencial de Sevilla: patrimonio, gastronomía, naturaleza, y cultura.

En la plaza de Andalucía se encuentra una de las obras de arquitectura más destacadas de Aníbal González, el edificio del mercado, con una admirable arquitectura que contrasta muy bien con las casas coloniales del sector.

Villanueva del Río y Minas

Es un municipio peculiar formado por dos núcleos: Villanueva del Río y Minas, situados en las estribaciones de la comarca de la Sierra Norte y próximos al río Guadalquivir. Ofrece por tanto dos tipos de paisajes: al norte, la sierra de abundante vegetación de olivos, dehesas, encinas y rica en fauna, y la vega al sur.

Su larga tradición minera se refleja en los abundantes restos de esta actividad. También se encuentra en su término el Complejo Arqueológico Romano de Mulva-Munigua, del que destaca el templo.

El Pedroso

El Pedroso es un pueblo ideal para el turismo rural. Pintado del blanco de las fachadas de sus casas, rodeado de montañas y del verde infinito de la Sierra Morena sevillana.

Junto al paisaje de la Sierra Norte de Sevilla podemos visitar su pasado minero, siendo un lugar perfecto para los aficionados a la caza y a la pesca en el pantano del Huéznar.

La Iglesia de Nuestra Señora de la Consolación de estilo gótico-mudéjar, la Cruz del Humilladero o la ermita de la Virgen del Espino son lugares que no puedes perderte.

Su gastronomía se basa en productos del cerdo y carnes de caza, predominando también productos de la huerta como las setas, frutos secos y las castañas.

Cazalla de la Sierra

Este municipio sevillano está localizado en la Sierra Norte y forma parte del Parque Natural de la Sierra Norte de Sevilla. Zona de media montaña que alterna las amplias dehesas con los frondosos bosques.

Al atractivo de su paisaje hay que añadir la riqueza monumental de su casco urbano, primando las construcciones religiosas como el Monasterio de la Cartuja de la Inmaculada Concepción y la iglesia de Nuestra Señora de la Consolación del siglo XIV.

Goza de una gastronomía típica andaluza, en la que además de destacar las carnes como el cerdo ibérico o el jabalí, también encontramos productos de la Sierra Norte: castaña, membrillo silvestre, setas… sin olvidar su exquisito aceite de oliva virgen producido en el municipio, todo ello acompañado de los vinos de la Sierra Norte.

Estos numerosos atractivos turísticos, la han situado como una de las localidades turísticas por excelencia de Sierra.

San Nicolás de Puerto

Población serrana situada al norte de la provincia de Sevilla, en el corazón del Parque Natural de la Sierra Norte. En su término se encuentra El Cerro del Hierro y la Ribera del Hueznar, un enclave natural inigualable, en el que se encuentran las cascadas del Huéznar, saltos naturales en su curso declarados monumentos naturales.

San Nicolás del Puerto cuenta con una opción poco habitual en los pueblos de la sierra, y es una playa artificial, otro de los muchos reclamos turísticos de esta localidad.

El casco urbano, de arquitectura sencilla y tradicional como la iglesia de San Sebastián o la ermita de San Diego, forman un conjunto armonioso y tranquilo con el entorno natural.

Su gastronomía está basada en las carnes de caza, el gazpacho de conejo, las migas y las chacinas.

Alanís

Alanís es una pequeña localidad de la Sierra Morena sevillana. En ella encontramos numerosos parajes naturales y goza de una variada y exquisita gastronomía a base de carnes de caza, setas de la zona, guisos caseros y productos autóctonos como los jamones y los embutidos ibéricos de elaboración artesanal.

Cuenta con un interesante patrimonio monumental en el que destaca su castillo árabe y las numerosas fuentes naturales repartidas por su casco urbano.

Guadalcanal

Esta localidad fronteriza entre Andalucía y Extremadura brinda un sinfín de actividades en su hermoso entorno natural. En cuanto su gastronomía, las chacinas y el jamón ibérico de Guadalcanal cuentan con reconocida popularidad por su excelente sabor y calidad.

En la cima de esta población serrana se encuentra la iglesia de Santa Ana, desde la que goza de unas memorables vistas de la población. La Parroquia de Santa María de la Asunción es otra edificación de estilo gótico-mudéjar que vale la pena visitar.

Fuente del Arco

Municipio perteneciente a la provincia de Badajoz situado en la campiña sur de Extremadura. Una tierra vestida con casas encaladas, rodeadas de huertos, olivares y mantiales.

Durante la época celta era una de las ciudades más importantes de la religión, bajo el nombre de Contributa, junto con Regina Turdulorum y Arsa.

Entre sus monumentos destaca la mina de la Jayona, una antigua mina de hierro  del año 1900 declarado hoy Monumento Natural, y la Ermita de la Virgen de Ara. Los frescos de sus muros y bóvedas han hecho que más de uno se refiera a esta construcción como la ‘Capilla Sixtina extremeña’.

Su gastronomía destaca por la calidad de sus jamones y embutidos, así como las carnes de caza, espárragos y setas. 

Casas de Reina

Se halla al sur de Llerena, en el límite del territorio andaluz, en un marco geográfico y ambiental de carácter diferente a la zona norte de la Campiña.

En la actualidad Casas de Reina se convierte junto con la vecina Reina, en el enclave más reducido de la comarca y uno de los menores de la región. Por su baja población, estos dos núcleos y Trasierra se unieron en 1981 para formar una Comunidad de Municipios, al objeto de mejorar el ejercicio de sus funciones y servicios.

La Iglesia Parroquial de Santiago obra de estilo gótico mudéjar del siglo XV y el Teatro Romano en el que se conservan elementos como la cavea, orchestra y la scena, se convierte junto con otros restos de la ciudad en el transcurso de las excavaciones con las de Mérida y Medellín, la realización más importante de su clase en Extremadura.

Casas de Reina tiene un gran reconocimiento por la calidad de sus embutidos, muchos de los cuales viajan por toda España desde una fábrica de embutidos y jamones orihunda de la propia localidad.

Reina

Reina es un municipio de la provincia de Badajoz, en Extremadura. La actual villa de Reina tuvo su origen en la antigua ciudad romana de Regina Turdulorum, en el cruce de las dos calzadas que unían Córdoba con Mérida. 

La Alcazaba de la Reina se recorta sobre el horizonte como hito evocador de la pasada grandeza de Reina.  El recinto murado tenía 14 torres albarranas y defendía a otro recinto interior del que sólo quedan escasos restos. De entre sus torres destaca la del Homenaje. Se conservan varios aljibes, similares algunos de ellos a los de Cáceres y Medellín. Cuenta con un mirador Celeste, lugar emblemático por la observación de las constelaciones en las noches despejadas, gracias a la escasez de contaminación lumínica.

Llama la atención que la Calle San Antonio, marca la división de las cuencas del río Guadiana y el río Guadalquivir, mostrando, una vez más, la situación de la localidad en el límite de las dos comunidades autónomas, Extremadura y Andalucía.

Llerena

Comarca de Badajoz situada en la Campiña Sur que destaca por un importante patrimonio monumental fruto de su pasado como sede de los Maestres de la Orden de Santiago y del Santo Oficio, que contribuyeron al desarrollo de la ciudad.  Cuenta con hermosos y cautivadores paisajes, historia, cultura y tradición, un destino perfecto.

Llerena posee un centro histórico declarado Conjunto Histórico-Artístico y un rico y variado patrimonio, conformado por obras de carácter tanto civil como religioso que enriquecen las calles de este encantador pueblo y que merece la pena mirar muy de cerca.

Si visitas este municipio no te puedes ir sin ver los restos de la muralla en el parque de Cieza de León y la Iglesia de Nuestra Señora de la Granada.

En relación a la gastronomía llerenense, hay que destacar platos como la Caldereta extremeña, los potajes de garbanzos con bacalao y los Corazones de las Monjas de Llerena, deliciosos dulces fabricados en el Convento de Clausura de Santa Clara.

Villagarcía de la Torre

Municipio de Badajoz, perteneciente a la comarca de Campiña Sur y al Partido Judicial de Llerena. El paisaje que predomina es de dehesa, olivar y bosque mediterráneo, caracterizado también por ser una población agraria.

A pesar de que sus orígenes son árabes, el actual nombre de la localidad se debe al maestre santiaguista García Fernández, quien le dio su propio nombre: “villa-garcía” y “de la torre” se debe al apellido de uno de sus hijos más ilustres llamado Juan de la Torre, conquistador y uno de los conocidos como «trece de la fama».

Para visitar esta localidad te recomendamos ver las ruinas del castillo medieval del siglo XVI, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de Araceli, construida entre los siglos XV y XVII, o admirar los exteriores del Convento de la Merced, de estilo barroco.

En cuanto a su gastronomía es conocida la ruta del cordero, sus quesos y las chacinas.

Usagre

Usagre es una localidad pacense situada en el sur de Extremadura. Cuenta con la pedanía de El Raposo y pertenece a la Comarca de la Campiña Sur. Las ondulaciones de su terreno lo convierten en un lugar perfecto para el senderismo sin grandes dificultades pero con contrastes paisajísticos interesantes. 

Basa sus recursos económicos en la ganadería (lanar y porcina) y agricultura sobre todo el cultivo del olivar para la producción de aceite. También cuenta con una próspera industria vinícola con denominación de origen Ribera del Guadiana.

Algunos de los monumentos a destacar son el Puente Romano sobre la Ribera de  Usagre, o la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Gracia, obra gótico-mudéjar, originaria del siglo XV.

En cuanto a su gastronomía, además de las chacinas, embutidos y el buen aceite de oliva como ingrediente básico de todas las preparaciones, en Usagre, destacan la sopará, la caldereta y las migas.

Los Santos de Maimona

El municipio de Los Santos de Maimona se halla situado en la zona centro de la provincia de Badajoz. El nombre de Maimona es de origen árabe, los cuales llamaron Cabezo de Maimona a la zona alta donde el pueblo comenzó a levantar sus calles.

En el recorrido por este municipio podremos ver construcciones de interés cultural como la Iglesia de Nuestra Señora de Los Ángeles bien de Interés Cultural con categoría de Monumento histórico-artístico de Extremadura en 1990.

En su gastronomía destacan los productos derivados del cerdo, lomos, jamones, chorizos, etc. y los platos típicos de la localidad son la caldereta, las migas, bacalao en cantina, potajes… 

Etapas del Camino de la Frontera

Estas son las localidades que se recorren durante las distintas etapas del Camino de la Frontera. En ellas el peregrino podrá descansar, comer y disfrutar de sus atractivos.

La mayoría de estos municipios son de la provincia de Sevilla, siendo la primera de Cádiz y las últimas de Badajoz.

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *