Llerena

Localizada en un llano a los pies de la sierra de San Miguel, se encuentra uno de los conjuntos arquitectónicos más interesantes y mejor conservados de la Baja Extremadura, Llerena.

Algunos historiadores la identifican con la antigua ciudad de Ara y otros con la romana Regina Turdulorum. La Llerena medieval (Ellerina o Ellerena) se la disputaron moros y cristianos por su posición estratégica sobre algunas vías importantes y por la comodidad de la Fuente Pellejera, que la surtía de frescas y sanas aguas.

Durante la Guerra de la Independencia, tuvo lugar en Llerena una importante batalla, y las tropas francesas la asaltaron y la quemaron, pero en 1811 los soldados hijos de Llerena se alzaron en armas y la conquistaron.

La visita de esta localidad puede empezar en la plaza Mayor, al sur de la plaza se alza la iglesia de Nuestra Señora de Granada, y al norte, frente a la iglesia, el llamado portal de las Tiendas formado por doce arcos de medio punto sujetos por columnas de piedra, y sobre ellos, dos plantas con ventanas, balcones y un remate abalaustrado.

También puedes visitar  La iglesia de Santiago, La casa de los Zapata, el palacio episcopal entre otras edificaciones.

En cuanto a la gastronomía, se puede degustar la cocina extremeña tradicional: molineras con cominos y guindas, la liebre guisada, las perdices con salvia y guisos y asados de cordero.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *