Martín de la Jara

La localidad sevillana de Martín de la Jara surge en la Edad Media en torno a una posada del Camino Real de Sevilla a Málaga, en una zona fronteriza entre cristianos y musulmanes.

Su situación no favorecía la repoblación por lo que la zona estaba controlada por una Orden Militar, manteniéndose esa situación hasta las tomas de Antequera (1410) y de Ronda (1480). Es a partir de entonces cuando la franja fronteriza es entregada a los nobles en pago a sus servicios, quedando Martín de la Jara incluida en el término de Osuna.

Es un municipio fundamentalmente agrícola, olivares de sierra y producción de aceite y aceitunas de calidad.

Qué ver en Martín de la Jara

La Laguna del Gosque declarada Reserva Natural es especialmente atractiva una abundante fauna, y alberga una de las lagunas salinas más extensas de la provincia de Sevilla, dotada de un gran valor ecológico.

En cuanto a sus monumentos históricos mencionamos La iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario, con  un siglo de antigüedad.

Comer en Martín de la Jara

Otro de los atractivos turísticos de este pequeño pueblo está en su gastronomía. El plato más popular, el amorraque, se elabora a base de pimientos, cebolla y ajo. También cabe destacar la porra jareña y el guiso de espárragos. 

2 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *