Cazalla de la Sierra

La existencia de yacimientos mineros en Cazalla de la Sierra favoreció el sucesivo asentamiento de pobladores desde hace siglos.​

Se han encontrado dólmenes, hachas y punzones que demuestran la presencia de humana en la época neolítica. Dejaron su huella también los romanos, visigodos y los árabes, quienes le darían su nombre Castalla y construyeron el Castillo.

Qué ver en Cazalla de la Sierra

Entre todos sus monumentos y lugares que debes conocer, merece especial mención su Plaza Mayor donde se encuentra la Parroquia de Nuestra Señora de la Consolación y los restos del Castillo con su recinto amurallado.

A tan solo 6,5 kilómetros del centro de Cazalla de la Sierra, se encuentra un lugar de turismo industrial que no debéis perderos si os consideráis amantes del queso artesanal, La Quesería Flor de Cazalla.

Si eres amante de la naturaleza y quieres disfrutarla al máximo, debes de visitar el Parque Natural Sierra del Norte y hacer senderismo por el Monumento Natural Cascadas del Huéznar.

Comer en Cazalla de la Sierra

El plato típico de la localidad sin duda alguna es el cerdo ibérico, aunque también encontramos platos típicos como las setas fritas o arroz o salchichas,  el gazpacho blanco de inviernos, o el potaje de castañas.

El turismo enológico también es uno de sus fuertes, es típico degustar sus anises y licores locales, de guindas, aguardiente de orujo y hierbas.

1 comentario

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *